Rock Di, banda con la necesidad de comunicar intelectualmente

Rock Di, banda con la necesidad de comunicar.

Las personas con discapacidad son en muchas ocasiones discriminadas y no se les permite realizar actividades de forma normal, pero esto no fue un impedimento para que en San Juan del Río se creara un grupo de música compuesta en su gran mayoría por personas con discapacidad intelectual, como no se explica Otokani Álvarez, uno de los tutores de este grupo.

“Rock DI nace aproximadamente hace tres años, Rock DI es una banda que tiene una peculiaridad, que tiene jóvenes con discapacidad intelectual y son los ejecutantes de los instrumentos y son los creadores de la música por eso el nombre, Rock DI, que son las siglas de discapacidad intelectual, es una banda que tiene la intención de comunicar una necesidad de comunicar que es lo que viven en su día a día, que hace falta darle mucho énfasis y es algo muy importante en el tema de discapacidad, que existan más artistas con discapacidad e identificarse con el tema de discapacidad y esta es una de esas bandas que tiene demasiada energía y con la necesidad de poder expresarse”.

Esta agrupación se encuentra en proceso de creación de un disco en el que se va a tener la colaboración de artistas escoceses gracias a que ganaron un concurso convocado por el British Council.

“En este disco estamos mezclando música tradicional tanto escocesa, pero también música de otros temas no solamente tradicional, sino también rock, huapango, también rip pop, es el género que la banda, ellos también hacen música como rock DI que proviene de más género y de ahí se desprende Rock DI, entonces entre las dos organizaciones nos juntamos y empezamos a crear música”.

El primer sencillo de ROCK DI se titula invisible, y refleja el sentir de estos jóvenes con discapacidad intelectual que en muchas ocasiones son invisibles para muchas personas, estos jóvenes se encuentran en San Juan del Río y buscan terminar con los mitos que hay en torno a las personas con discapacidad.

Con información de Oscar Aguilar.

Source: Queretaro

Te puede interesar